domingo, 15 de marzo de 2009

ALTERNATIVAS AL CONFLICTO ARMADO COLOMBIANO: UNA PROPUESTA UTÓPICA EN “MÁS ALLÁ DEL INFIERNO”

“Para combatir la guerra [...] es necesario empezar por reconocer que el conflicto y la hostilidad son fenómenos tan constitutivos del vinculo social, como la interdependencia misma, y que la noción de una sociedad armónica es una contradicción en los términos”.

Estanislao Zuleta

En uno de mis anteriores textos del blog, titulado “Violencia ficcionalizada en ‘Más allá del infierno’ de Libardo Vargas”, sugiero una valoración formal del cuento del profesor y escritor tolimense. Este, al reelaborar un hecho de la historia colombiana, por medio de un trabajo arduo con el lenguaje y apelando a breves rupturas temporales, logra rebasar los estrechos limites de la narración lineal, descarnada y realista, que se enmarca – particularmente – dentro de la noción de mimesis. En este sentido, logra recrear la forma mediante la cual varios escritores venían narrando el tema de la violencia.

Empero, la trascendencia de “Más allá del infierno” no puede, simple y exclusivamente, expresarse a través de su forma, también debe manifestarse en el tratamiento que el escritor, por medio de los recursos narrativos, le otorga al contenido del relato. Si se observa esta faceta, el cuento pierde contundencia, por cuanto su “vocero lucido” se ampara en visiones idealistas, particularmente subjetivas, que auspician alternativas quiméricas, imposibles en el “mundo de la vida” y en el plano de la ficción.

El carácter idealista de su visión se explicita por medio de una ciega esperanza en que los insurgentes abandonarán, por iniciativa propia, las armas y se dedicaran a otra actividad.

“Después de varias horas pudo reencontrarse con lo que quedaba de su desmirriada compañía, tomo su guitarra y entre la rabia y la nostalgia comenzó a pulsar las cuerdas. De los arbustos lentamente fueron saliendo las notas de otros instrumentos y poco a poco las laderas de la montaña se fueron llenando del sonido triste de una melodía que descendió por los caminos, con el acompañamiento de las palmas de hombres, mujeres y niños que saludaban el paso de los nuevos interpretes, que ahora buscan otros caminos para contemplar sin sobresaltos las estrellas” [79].

Desafortunadamente, esta fe ciega conduce a una anulación de alternativas reales y concretas que pongan fin al conflicto armado, y sustenta – en el fondo – que la guerra es un problema que parte de los individuos y su solución depende de la voluntad de estos. Lo anterior sugiere, que el “vocero lucido” del cuento, omite la existencia de un cúmulo de razones que justifican la confrontación armada; inclusive desconoce la responsabilidad del Estado por tolerar (omitir) la creación de los grupos insurgentes y sobre todo por engendrar las condiciones sociales, económicas y políticas idóneas para propiciar el surgimiento de estas iniciativas. De esta manera, es imposible deducir o abstraer del relato una salida en las que la sociedad civil y el Estado jueguen un papel central, es decir hagan parte de la solución al conflicto.

Una visión de mundo tan sesgada – sobre todo en los actuales momentos – revitaliza ciertas posturas pacifistas que le oponen a la guerra “un reino del amor y la abundancia, de la igualdad y la homogeneidad, una entropía social”, como lo asevera Estanislao Zuleta en su texto “Sobre la guerra”. En ultimas, el “vocero lucido” del cuento se convierte en un cómplice de las voces que corean el desconocimiento del conflicto, como forma de anulación del mismo y como mecanismo para legitimar la idea de una sociedad armónica sin contradicción alguna.

Gabriel Bermúdez

Ficha del libro: Vargas Celemín, Libardo. Más allá del infierno. Bogotá: Pijao, 2004

1 comentario:

  1. sirve demasiado graciaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa...........................................

    ResponderEliminar

¿QUÉ OPINA USTED?