viernes, 21 de mayo de 2010

LO AMADOR Y OTROS CUENTOS

Imágenes del barrio, de la costa, de la cultura colombiana inundan los cuentos de Roberto Burgos Cantor. Estas primeras palabras pueden sonar a texto pago por editorial, pero es lo primero que sale de mi cabeza una vez he terminado de leer unos cuantos cuentos de este escritor cartagenero.

Lo Amador y otros cuentos, es una recopilación de escritos que se centran en esa cultura de la periferia del país, llena de arena y de arepa 'e huevo, un mundo que hasta el momento me ha sido ajeno y para el cual yo soy simplemente una 'cachaca'.

Mi madre siempre me ha dicho que para nosotros (los del 'interior') es difícil comprender el 'costeñol', y sé que es así, porque siempre he sentido una cierta discapacidad auditiva cuando alguna persona, de cualquiera de nuestras dos bellas costas, se dirige a mí. En efecto, esta discapacidad auditiva se transformó en una barrera lectora, en el momento en el que leí este libro, pues no cabe dudas, para cualquier persona que lo lea, que la falta de signos de puntuación en párrafos extensos genera una cierta fatiga. Tampoco es un secreto que los costeños hablan rápido y que este libro está escrito 'tal cual, nene'.

Antes de empezar a hablar de las historias y de la construcción de los personajes en Burgos, quiero ofrecer (no de antemano) una disculpa a aquel lector que se pueda llegar a sentir ofendido con lo que he dicho acerca de la cultura de la costa, o del lenguaje en los textos del autor cartagenero, que a decir verdad, me parece tiene muy buen dominio del mismo.

Continúo: en cuanto a los personajes, Burgos logra desarrollar características únicas y sutiles en cada uno de ellos, características mismas que le dan los matices necesarios a cada una de las historias, e incluso esa misma falta de puntuación puede encontrar verosimilitud en la velocidad misma con la que avanza el relato.

Adicionalmente, me siento un poco parnasiana al juzgar a Burgos por una que otra coma olvidada. Y es que así es Colombia, o así la veo yo, como un país lleno de cosas que se olvida y de otras que se inventan, de personas–personajes, como los de Burgos, que a pesar de las desdichas son capaces de cantar y bailar, pero que aún así mueren convencidos que todo aquello no es más que un sueño que les permite su triste condición.

Pereciera entonces que todo esto que late en el sentir latino y que se nos hace tan cotidiano no podría generar mayor asombro en un lector hijo de noticieros y telenovelas rencauchadas, pero en los cuentos de Burgos lo logran, y generan una cierta tensión que es interrumpida sólo cuando se debe, a fuerza, detener la lectura para tomar un descanso y no perderse en medio de recetas, listas y reseñas de reinas de belleza.

Sin lugar a dudas, los cuentos de Burgos tienen un valor nacional importante, en cuanto al valor literario pero me sigue pareciendo un poco desconsiderado con el lector, aquel olvido voluntario de signos de puntuación que generan párrafos de páginas completas y que en cierta ocasión hacen perder un poco la historia. A decir verdad me distraigo fácil y necesito de ciertos descansos.

Ahora bien si está usted dispuesto a correr una maratón de lectura, este es el libro que necesita para entrenar. Hablando en serio, es un texto valioso, cargado de esos simbolismos que nos hacen patria y que llevan impresos la marca de toda una sociedad que se ha rehusado a dejar a tras unos valores que la hicieron lo que es ahora. No es de olvidar entonces que Colombia desde su propia fundación, poco después de aquel momento independentista, buscó la forma de abrirse espacio en un mundo liberal que se encaminaba a un capitalismo que poco a poco se fue tomando el propio continente.

Vivimos en un país que se formó de importaciones y culturas ajenas pero que logró preservar las propias e incluso modificar entre sí las que llegaban y las autóctonas, y es así pues, como historias como las de Burgos, hechas con toda la innovación de movimientos europeos pueden entrar a ser parte de una colectividad renuente al cambio pero soñadora con una diferencia significativa.

Escrito por: Nazly Johanna Pita López

Ficha del Libro: Burgos C,, Roberto. Lo Amador y otros cuentos. Bogotá: Oveja Negra, 1984.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿QUÉ OPINA USTED?